¿Cómo saber si mi empresa necesita marketing de contenidos?

Si has llegado a este artículo es posible que te estés preguntando si el marketing de contenidos, eso que has escuchado por ahí, es bueno para tu empresa, si encaja con tu sector o si lo puedes hacer tu mismo. Bienvenido en cualquier caso.

¿Qué es esto del marketing de contenidos?

Para empezar, diremos que esto del marketing de contenidos viene, al menos, desde 1835. Cuando el New York Sun aumentó su tirada con un especial sobre la luna debido al interés creciente por este astro entre sus lectores. El Sun sobre la luna… ¿Cómo te quedas? El concepto “marketing de contenidos” es eso, un concepto. Asociado erróneamente a un conjunto de herramientas en su mayoría digitales. Lo que provoca aún mayor #revuelo. Todas las marcas llevan tiempo hablando de cosas relacionadas con su negocio por lo que tranquilos, aquí nadie está copiando a nadie.

Dicho esto, algún director de marketing puede haber escuchado el término recientemente y no tener claro cómo aplicar esto en su estrategia, bienvenido camarada, estás en el lugar indicado ¿Qué deberías valorar para saber si es la mejor inversión? Aquí van algunas ideas.

Formatos y herramientas para crear contenido

Puedes utilizar el contenido de formas muy diferentes, siempre que lo hagas en el formato que le gusta a tu público. Cada vez los usuarios consumen más contenido y lo hacen principalmente a través del móvil. Un vídeo corto, un MEME o un post descriptivo son perfectos dependiendo el público.

Puedes optar por la creación de vídeos en YouTube y formar una comunidad en torno a tu marca en esta plataforma, o hablar sobre tu sector a través de un blog. Hay multitud de fórmulas, más o menos visuales, y son complementarias.

Encuentra la historia de tu compañía

¿Empleados muy creativos? ¿Compromiso nivel: La Caixa? ¿Materias primas de primera calidad? ¿Qué es lo que hace a tu compañía única? Partimos de la base que (importado o no) todo proyecto empresarial tiene una historia, un primer momento, una primera reunión, un primer conflicto y por supuesto, primeros éxitos.

Contar esto de manera atractiva y poner de manifiesto aquellos valores con los que tu público se identifica, es el camino para el éxito en una estrategia de contenidos. Esto influye en la venta de tu producto o servicio porque demuestra que es un proyecto sólido, con historia y con eso que llaman know-how. Seguramente tu empresa tenga una historia que estás desaprovechando, ahora bien, encontrarla no es tarea fácil.

Identifica a los protagonistas

Existen abundantes ejemplos de fracaso a la hora de utilizar contenido. Casi siempre se debe a una mala identificación de los protagonistas.

Si orientas tu estrategia a hablar de ti, tu producto o tus motivaciones aburrirás al público y puede que tu contenido llegue a ser contraproducente. Si estás escribiendo grandes párrafos en facebook a un público adolescente navegas sin rumbo. El cliente ya supone que lo que haces es bueno, de lo contrario no estaría tan cerca de ti. Ofrece algo que sea útil. ( E S T A    F R A S E    G R A B A T E L A)

Identificar a los protagonistas de tu historia es fundamental para salir del egocentrismo ejecutivo. Los que reparten el producto, los que lo disfrutan, los que lo fabrican o los que podrían fabricarlo son mucho más importantes que tú. Piensa que las empresas que tienen éxito son aquellas en las que la gente quiere trabajar. Enfocarse a los futuros miembros del equipo sería, por ejemplo, una buena estrategia. En ningún caso te mires a los pies, debes hablar de algo mucho más grande.

Encontrar temas interesantes para mi audiencia

Puede que sea el momento de crear esa hitoria. Definir dónde está tu empresa, de dónde viene y hacia dónde va es la mejor forma de crear marketing de contenidos. Te recomendamos que, una vez hayas elegido hacer marketing de contenidos y sepas cuál es tu audiencia, utilices un calendario de publicaciones para que tu estrategia de contenido tenga sentido, observa las efemérides y novedades de tu mercado. Analiza que contenido genera más interés, en definitiva, haz uso de los datos para comunicarte con tu público.

No confundas herramientas con objetivos

Supongamos que tu competencia la está petando en Facebook. Tu empresa envía comida a domicilio y la fanpage donde cuelgas memes, concursos y otra serie de promociones no termina de arrancar. Esto genera frustración y apatía en tu equipo y como no, se está empezando a ver reflejado en las ventas.

El que tu competencia tenga buena presencia en una herramienta en concreto o un impecable community manager no quiere decir  que debas empecinarte en luchar esa batalla. Lo importante no es que tu meme tenga más likes que el de la competencia sino que tu público se identifique con lo que le estás contando. Si la competencia lo hace mejor a través de Facebook encuentra la herramienta adecuada para contar tu mensaje pero no pelees en el desierto. Al menos no exclusivamente.

Poner una Go-Pro en el casco de tus repartidores y montar videoclips con las imágenes puede ser más útil. Se me ocurre…

Piensa que las herramientas están para utilizarlas y elegir el formato adecuado para tu historia es algo realmente crítico. Antes de crear una cuenta en Twitter piensa qué quieres hacer con ella.

¿Tienes tiempo?

Llevar a cabo una estrategia de contenidos es como cocinar un pastel. Necesitas juntar los ingredientes, cocerlo y poner la guinda. Identificarse con una historia requiere, en cierta forma, ser la historia. No sólo se cuenta hacia fuera de la compañía, es necesario contarla también dentro, y otra vez hacia afuera. La historia va creciendo y tú vas tomando parte con el público de importantes hitos. Hasta que un día, has superado en Facebook a tu principal competidor sin darte cuenta.

¿Te he ayudado?

Si quieres leer más artículos como este echa  un vistazo a las categorías de contenido, si te gusta escribir y querrías hacerlo para empresas, únete a Temperance Writers. Por último, si lo que necesitas es contenido sobre este u otros temas para tu marca, contacta con un redactor de contenidos.

Recuerda: Sharing is caring!

Un comentario en “¿Cómo saber si mi empresa necesita marketing de contenidos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *